Internacionales

Tras iniciar la campaña de vacunación, Italia reabre tres días los negocios

Luego de haber empezado la campaña de vacunación contra el coronavirus y después de haber superado el primer período de cuatro días con todo el país catalogado como “zona roja”, Italia reabrió hoy y hasta el miércoles los negocios de todo el país antes de volver a un confinamiento nacional el último día del año.

A partir de las 0 de este lunes toda Italia volvió a estar catalogada como “zona naranja” tras cuatro días de restricciones al máximo nivel, por lo que negocios minoristas de todo tipo podrán abrir sus puertas a nivel nacional, aunque se mantiene el toque de queda nocturno entre las 22 y las 5.

Además, según el decreto firmado por el premier Giuseppe Conte a principios de diciembre, siguen restringidos los desplazamientos entre las 20 regiones del país, salvo necesidad comprobada, en buscar de evitar una tercera ola de coronavirus que complique la campaña de vacunación iniciada a primera hora de ayer.

Todos los desplazamientos dentro de las regiones, que quedaron nuevamente habilitados hasta el miércoles, deberán de todos modos ser justificados con un formulario que se descarga del sitio del Ministerio del Interior.

Por otro lado, los bares y restaurantes continuarán cerrados para el consumo dentro de los locales hasta el 6 de enero, cuando termina la vigencia del decreto.

Desde hoy y hasta el jueves, sin embargo, quedó habilitada la modalidad de venta “para llevar” en todo el país.

Con las primeras 9.750 dosis de la vacuna de Pfizer distribuidas en centros habilitados de las 20 regiones, Italia dio ayer el primer paso de una campaña gratuita y voluntaria con la que espera tener vacunado a toda la población hacia fines de septiembre, dijo al diario Repubblica el Comisario Especial para la pandemia, Domenico Arcuri.

Una enfermera de un hospital de la capital Roma, de 29 años, fue la primera en recibir la vacuna, y luego se puso a la cabeza del operativo de vacunación.

Según Arcuri, cada semana llegarán al país 470.000 dosis de la vacuna, que se distribuirán en un operativo coordinado por las fuerzas de seguridad y que tendrá como prioridad al personal médico en una primera etapa y luego a las personas mayores de 80 años desde febrero y los mayores de 70 a partir de abril.

“La vacuna es el primer paso pero la batalla será larga”, advirtió de todos modos el ministro de Salud, Roberto Speranza, en declaraciones al diario La Stampa, al tiempo que subrayó que “servirán” las distintas “zonas rojas” impuestas por el Gobierno para restringir la movilidad interna.

Según Speranza, de acá a fines de marzo el Gobierno espera distribuir “13 millones de vacunas”, casi un cuarto de la población estimada en 60 millones de personas.

Tras tres días de “zona naranja”, Italia volverá a ser “zona roja” desde el 31 de diciembre hasta el 3 de enero, siempre con la idea del Gobierno de que se restrinjan al máximo los desplazamientos en el territorio.

Para la noche de Año Nuevo, en ese marco, el toque de queda nocturno terminará a las 7 de la mañana, dos horas más tarde de lo habitual.

Hasta el momento, 72.370 personas murieron en Italia por coronavirus, incluidas 445 en las últimas 24 horas, informó hoy el Ministerio de Salud.

El Ministerio reportó además 8.850 casos de coronavirus, el número más bajo desde el 14 de octubre, aunque con una tasa de positividad de 12.4 positivos cada 100 test hechos en el país, en alza frente al 8% alcanzado la semana pasada antes de las fiestas de Navidad.

Mientras tanto, la cámara comercial Confcommercio estimó hoy que unas 390.000 empresas habrán cerrado sus puertas en todo el país a lo largo de 2020 a causa de la pandemia y la caída del consumo producto de la crisis económica, que podría generar una caída de al menos el 9% en la economía italiana.

Fuente: Telam

Etiquetas