Internacionales

“Soy luchadora, no alguien que se rinde”, gritó Liz Truss a los parlamentarios

La primera ministra británica se enfrentó con algunos representantes que pedían su “dimisión”, entre ellos, al líder laborista Keir Starmer, mientras aclaraba que había pedido disculpas y reconocía nuevamente que cometió errores.

La primera ministra británica, Liz Truss, se enfrentó este miércoles a los parlamentarios por primera vez desde que se vio obligada a descartar la mayor parte de las medidas económicas anunciadas en septiembre, ante quienes se presentó como “una luchadora y no alguien que se rinde”.

“Soy una luchadora, no alguien que se rinde”, dijo repetidamente la asediada primera ministra a los parlamentarios, en respuesta al líder laborista Keir Starmer que leyó una lista de las políticas económicas que fueron descartadas por su nuevo ministro de Economía, Jeremy Hunt, para intentar tranquilizar los mercados tras las turbulencias que desató el presupuesto presentado por Kwasi Kwarteng.

Durante la sesión de preguntas en la Cámara de los Comunes, Truss se enfrentó a los gritos de algunos parlamentarios que pedían su “dimisión”, mientras aclaraba que había pedido disculpas y reconocía nuevamente que cometió errores.

Starmer apuntó contra la primera ministra y aseguró que el único mandato de Truss fue construido “sobre una economía de fantasía que terminó en un desastre”.

“El país no tiene nada que mostrar, excepto la destrucción de la economía y la implosión del partido Tory”, afirmó el líder laborista, tras agregar que su supuesto mejor amigo, refiriéndose al ex ministro Kwarteng, “también se fue”.

“Todos se han ido. Entonces, ¿por qué sigue aquí?”, insistió Starmer.

Pero a pesar de su frágil posición, frente al creciente descontento también en su partido, tras el fracaso de sus medidas, la premier se arriesgó este miércoles a una nueva pelea en el Parlamento al someter a votación una moción laborista sobre el fracking (fracturación hidráulica).

El fracking, es una técnica fuertemente cuestionada por los activistas ambientales, debido a que libera hidrocarburos en el subsuelo, contamina los suministros de agua y perjudica a la fauna y la flora, además que puede provocar sismos.

Con la fracturación hidráulica el Reino Unido busca diversificar su producción de energía y protegerse de las turbulencias en el mercado energético tras la invasión de Rusia en Ucrania.

Por otro lado, Truss, dijo que estaba “completamente comprometida” con el aumento de las pensiones en línea con la inflación, luego de que el nuevo ministro de Finanzas dijo el pasado martes que el Gobierno no podía comprometerse.

Las cifras de inflación reveladas este miércoles muestran que el costo de vida aumentó un 10,1% en los 12 meses hasta septiembre, impulsado principalmente por el aumento de los precios de los alimentos, a su ritmo más rápido en 40 años.

La lectura de inflación de septiembre es importante porque se usará para ayudar a calcular el aumento de abril en la pensión estatal, así como los aumentos en los beneficios.

Mientras tanto, el nuevo ministro de Finanzas británico eliminó el congelamiento del tope de precios de las facturas de energía de dos años que había anunciado Truss para ayudar a los hogares y empresas a enfrentar los altos costos, que -de acuerdo con la nueva decisión- solo estarán vigentes hasta abril próximo, cuando se termine el invierno.

La garantía del precio del gas y la electricidad fue el primer anuncio político importante de Truss como primera ministra.

Los británicos corren ahora el riesgo de enfrentar nuevamente a partir de esa fecha un costo de hasta 5.000 libras esterlinas en el precio de la energía.

La líder británica se disculpó al comienzo de la semana por los problemas y los mayores costos causados ​​por su programa económico.

“Quiero aceptar la responsabilidad y pedir perdón por los errores que se han cometido. Quería ayudar a las personas con sus facturas de energía para lidiar con el problema de los altos impuestos, pero fuimos demasiado lejos y demasiado rápido. Lo he reconocido. Nombré a un nuevo ministro con una nueva estrategia para restaurar la estabilidad económica”, dijo el lunes pasado.

Truss admitió también que las políticas gubernamentales dificultaron las cosas para las familias y su capacidad para pagar sus créditos hipotecarios.

Fuente
Telam