Nacionales

Sergio Massa pidió que no haya descalificaciones personales durante el debate sobre el aborto: “Que el respeto sea la regla”

Sergio Massa
Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, adelantó que pretende que este jueves se traten en forma conjunta la ley de los 1.000 días y la de Interrupción Voluntaria del Embarazo. En esa línea, pidió que durante el debate “el respeto sea la regla” y no haya descalificaciones personales.

Tras el dictamen de comisión de la legalización del aborto, Massa brindó una breve conferencia de prensa en la que adelantó que “aspira” a un tratamiento unificado de ambos proyectos: cada legislador tendrá 7 minutos para exponer sobre los dos temas y luego la votación se realizará en forma separada.

“Quiero que mañana no haya descalificaciones, que no haya diputados calificados de asesinos ni de antiderechos, que el respeto sea la regla”, planteó.

Por otro lado, se mostró confiando en que la asistencia será “perfecta” y confirmó que se implementará una “burbuja” sanitaria, es decir, no podrá ingresar al recinto ninguna persona que no haya sido testeada por coronavirus.

A su vez, llamó a los manifestantes que se acercarán a las inmediaciones del Congreso tanto para apoyar como para rechazar el proyecto a hacerlo “en paz” y con “respeto al otro”.

“No es una guerra y no hay que plantearlo como un enfrentamiento de unos contra otros”, dijo Massa.

En otro tramo de la conferencia, al ser consultado sobre cuál sería su posición si le tocara desempatar la votación, Massa explicó que durante todo el tratamiento del proyecto intentó mantener el equilibrio entre las dos posturas y por lo tanto no manifestaría públicamente su posición para que los diputados puedan debatir “sin sentir ninguna inclinación de las presidencia del cuerpo”. Y agregó: “Voy a ser respetuoso, aunque muchos ya conocen mi postura”.

En esa línea, Massa pidió que cada diputado tome la decisión en base a sus convicciones personales, su razón y su mandato electoral, sin sufrir presiones.

Mañana el oficialismo buscará darle media sanción al proyecto de ley sobre la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) para luego pasar al Senado. Con algunos cambios respecto del texto que había enviado el presidente Alberto Fernández el 17 de noviembre, esta tarde el plenario de comisiones de Legislación General, Legislación Penal Salud Pública y Acción Social, Mujeres y Diversidad y Legislación Penal, aprobó el dictamen mayoritario que promovió la diputada Cecilia Moreau del oficialismo, con el apoyo de 77 diputados.

El dictamen en minoría de quienes se oponen a este proyecto obtuvo el respaldo de otros 30 legisladores y se registraron 4 abstenciones. La modificación más importante fue que se incorporó la objeción de conciencia institucional en el artículo 11.

Por otro lado, el presidente de la Cámara realizó un breve balance del año legislativo y destacó que, más allá de las habituales tensiones políticas, “casi la mitad de las leyes salieron por consenso”. “Muchos de los temas los resolvimos en el marco del acuerdo”, celebró.

También reconoció que la implementación de herramientas tecnológicas como el trabajo remoto y la firma digital -utilizadas para poder sesionar en el marco del aislamiento obligatorio- representaron un verdadero “desafío” y se pudo transitar “muy bien”.

Seguí leyendo:

Con cambios, el proyecto del aborto legal obtuvo dictamen y será debatido mañana en Diputados

CFK difundió una carta por el primer año del Gobierno: no mencionó al Presidente y cargó contra la Corte

Coronavirus en Argentina: confirmaron 213 muertes y 5.303 nuevos contagios en las últimas 24 horas