Internacionales

¿Qué implica la Ley de Asociación con Ecuador aprobada por el Congreso de EE.UU.?

Entre los propósitos están facilitar la relación comercial, promover el desarrollo económico inclusivo, confrontar “la influencia extranjera maligna” y luchar contra las economías ilícitas y la corrupción.

El Congreso estadounidense aprobó, con amplia mayoría, la Ley de Asociación Ecuador-EE.UU. 2022, informó el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana del país suramericano.

De acuerdo con la Cancillería, la normativa es parte de la Ley de Autorización de Gastos de Defensa Nacional de EE.UU. para el año fiscal 2023.

“Representa un hito sin precedentes, ya que constituye la primera vez que en EE.UU. se desarrolla una normativa exclusivamente dedicada a fortalecer la cooperación con Ecuador”, destaca el Ministerio de Relaciones Exteriores ecuatoriano.

La Cancillería explica que la ley tiene varios propósitos, entre los que destaca:

Incentivar la cooperación bilateral.
Facilitar la relación comercial.
Promover el desarrollo económico inclusivo.
Luchar contra las economías ilícitas y la corrupción.
Fortalecer la democracia.
Fomentar la conservación del medioambiente.
Se trata de una ley bipartidista, por lo que Quito considera que su aprobación es “una señal de que la relación con Ecuador genera consenso entre la clase política de EE.UU.”.

Una vez aprobada por el Congreso, la normativa será enviada al presidente de EE.UU., Joe Biden, para su firma y, con ello, su entrada en vigencia.

Este viernes, luego de que se conociera la aprobación de la ley, el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, anunció que se reunirá con Biden el próximo lunes 19 de diciembre en la Casa Blanca.

“Influencia extranjera maligna”
La ley fue una iniciativa de Bob Menendez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, así como de los senadores republicanos Jim Risch y Marco Rubio y del demócrata Tim Kaine.

De acuerdo con un comunicado del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, la legislación “amplía la cooperación de EE.UU. con Ecuador en cuestiones de interés mutuo”. Además de los objetivos ya señalados por la Cancillería ecuatoriana, esta instancia dice que la ley tiene como propósitos el aumento de las capacidades para confrontar “la influencia extranjera maligna”, fortalecer la cooperación en materia de seguridad y el combate a la trata de personas.

“Esta ley también proporcionará asistencia adicional para que Ecuador pueda confrontar la influencia de elementos malignos en el extranjero y otros desafíos como los ciberataques, la ciberdelincuencia y la lucha contra la desinformación que solo busca socavar las instituciones democráticas”, dijo Menendez.

Risch insistió en lo mismo. En su declaración, señaló que este esfuerzo bipartidista fomenta la cooperación bilateral para promover “la resistencia contra las influencias malignas estatales y no estatales”.

Galápagos
El senador demócrata Chris Coons, quien respaldó la normativa, precisó que “una asociación reforzada entre EE.UU. y Ecuador” permitirá a Washington colaborar mejor “en la protección de la Reserva Marina de los Galápagos”.

Eso, con el objetivo de “disuadir la pesca ilegal en aguas protegidas que son cruciales para garantizar la biodiversidad”.

De acuerdo con un comunicado del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, la legislación “amplía la cooperación de EE.UU. con Ecuador en cuestiones de interés mutuo”. Además de los objetivos ya señalados por la Cancillería ecuatoriana, esta instancia dice que la ley tiene como propósitos el aumento de las capacidades para confrontar “la influencia extranjera maligna”, fortalecer la cooperación en materia de seguridad y el combate a la trata de personas.

“Esta ley también proporcionará asistencia adicional para que Ecuador pueda confrontar la influencia de elementos malignos en el extranjero y otros desafíos como los ciberataques, la ciberdelincuencia y la lucha contra la desinformación que solo busca socavar las instituciones democráticas”, dijo Menendez.

Risch insistió en lo mismo. En su declaración, señaló que este esfuerzo bipartidista fomenta la cooperación bilateral para promover “la resistencia contra las influencias malignas estatales y no estatales”.

Galápagos
El senador demócrata Chris Coons, quien respaldó la normativa, precisó que “una asociación reforzada entre EE.UU. y Ecuador” permitirá a Washington colaborar mejor “en la protección de la Reserva Marina de los Galápagos”.

Eso, con el objetivo de “disuadir la pesca ilegal en aguas protegidas que son cruciales para garantizar la biodiversidad”.

Entretanto, el republicano Bill Cassidy manifestó que con la aprobación de la normativa, buscan “ayudar de cualquier manera” a Ecuador en su esfuerzo por “enderezar la situación del país” tras lo que considera “muchos años de desgobierno”.

Visitas recientes
La aprobación en el Congreso estadounidense se da tras las recientes visitas de altos funcionarios estadounidenses a Ecuador.

En octubre pasado estuvo en el país suramericano una delegación de cinco senadores de EE.UU., conformada por Menendez, Cardin y los republicanos Rob Portman, Richard Burr y Ben Sasse; quienes se reunieron con el presidente Lasso.

Posteriormente, en noviembre fue la visita de la subsecretaria de Asuntos Políticos de EE.UU., Victoria Nuland; y en diciembre fue el turno del secretario de Seguridad Nacional de EE.UU., Alejandro Mayorkas, y del asesor especial del presidente Biden para las Américas, Christopher J. Dodd.

Fuente
RT Noticias