Internacionales

Gobierno cuestiona al Frente Amplio por politizar la pandemia del COVID-19

Lacalle Pou dijo que tiene una opinión pero no quiere “agregar ni una leña a ese fuego”. Álvaro Delgado dijo que en esta discusión hay actores que pretenden ser “importante” y no “útiles”.

La gestión de la pandemia se metió en el ring de la política partidaria y la contienda está en su punto más candente. El Frente Amplio ha advertido que el gobierno de Luis Lacalle Pou está perdiéndose la oportunidad de “evitar muertes” por negarse a tomar medidas para bajar la movilidad. Desde el oficialismo, los blancos -con gran intensidad- y colorados, cabildantes e independientes -con un poco menos de énfasis-, defienden lo que se está haciendo. En medio de todo esto, los jerarcas del gobierno señalan a la oposición por “politizar e ideologizar” la pandemia.

En el día de ayer el presidente viajó a Maldonado para inaugurar la puerta de emergencia en La Capuera. Dijo que su labor es gestionar los dineros públicos y devolverlos en obras a la sociedad, en especial en un área central como la salud. Luego, al ser consultado sobre si veía una “politización de la pandemia”, ya que el Frente Amplio decidió interpelar a dos de sus ministros (el de Salud, Daniel Salinas, y la de Economía, Azucena Arbeleche), Lacalle Pou respondió que prefería “no echar más leña al fuego”.

“El presidente no va a decir lo que piensa. Yo fui durante muchos años diputado, fui senador y no voy a agregar ni una leña a ese fuego. Me puede gustar mucho, poquito o nada la actitud de alguna gente, pero prefiero mantenerme afuera de ese debate, aunque sí tengo mi opinión”, precisó.

Pero minutos después, uno de sus hombres de mayor confianza en la Torre Ejecutiva, echó luz en cuanto a por dónde iba esa opinión, que en definitiva es la opinión de gran parte del Partido Nacional. El secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, durante la inauguración de un tomógrafo en el Hospital de Maldonado, sostuvo que: “Le guste a quien le guste -y lo digo con mucho respeto- acá no hay lugar para la política, ni para la ideología. El tema de la pandemia es una causa nacional, que nos tiene que unir como uruguayos, sobre todo en la solidaridad”, remarcó.

Pero minutos después, uno de sus hombres de mayor confianza en la Torre Ejecutiva, echó luz en cuanto a por dónde iba esa opinión, que en definitiva es la opinión de gran parte del Partido Nacional. El secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, durante la inauguración de un tomógrafo en el Hospital de Maldonado, sostuvo que: “Le guste a quien le guste -y lo digo con mucho respeto- acá no hay lugar para la política, ni para la ideología. El tema de la pandemia es una causa nacional, que nos tiene que unir como uruguayos, sobre todo en la solidaridad”, remarcó.

Tomógrafo fue inaugurado por Delgado y Salinas. Foto: Ricardo Figueredo

Luego en ronda de prensa agregó que a su entender no es oportuna la interpelación que el Frente Amplio pretende llevar adelante. “Hacemos lo que se debe, y lo que entendemos que es lo mejor. Lo hacemos sin ideología, sin costos políticos, sin medir consecuencias. Hay otros actores que juegan en otra cancha. Me costó mucho entender la interpelación, porque es politizar una pandemia en momentos donde el presidente de la República se junta con los senadores que están en la comisión por el coronavirus”, dijo Delgado

El fin del GACH.
Uno de los puntales de los que el Frente Amplio se ha valido para criticar al gobierno, han sido las recomendaciones que el Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) realizó de bajar la movilidad, las que las autoridades decidieron no aplicar pese a la situación sanitaria actual. Esto, incluso, ha llevado a un malestar por parte de algunos actores del GACH con la administración de Lacalle Pou.

Consultado sobre cómo sigue el vínculo con el grupo de científicos, Lacalle Pou respondió que “el trato personal es muy bueno con los tres coordinadores, con un agradecimiento enorme, creo que no solo mío, sino del gobierno y de todo el país”.

“Sobre la relación en cuanto a los documentos, las recomendaciones, es la misma de siempre. Es un grupo asesor científico honorario, pero es asesor, no es decisor. Eso siempre lo tuvimos claro, tanto el GACH como el gobierno”, agregó el mandatario.

“Están cansados. Están hace un año y pico trabajando con nosotros. Hay gente que tiene sus tareas (…), hay gente que está en el GACH y que a esta hora está dentro de un CTI laburando, con la tensión y el estrés que eso conlleva”, dijo el presidente, y agregó que se va a hacer un cierre formal con agradecimientos y que quedará abierto un “teléfono rojo”.

Fuente
El País Uruguay