Nacionales

Cuál es la pena que podría recibir Macri por haber incumplido la cuarentena

El expresidente recibió una denuncia por reunirse con tres intendentes del PRO en su residencia. Su espacio salió a respaldarlo y denunció una persecución del kirchnerismo en la Justicia.

El expresidente Mauricio Macri se vio involucrado ayer por la tarde en un episodio inesperado. La quinta “Los Abrojos”, donde él reside, fue allanada por decisión de la Justicia y a partir de una denuncia del municipio de Malvinas Argentinas. El motivo: una supuesta violación del aislamiento social preventivo obligatorio, el jueves 10 de septiembre, durante un encuentro que mantuvo con tres intendentes de Juntos por el Cambio.

Fue el juez federal de Tres de Febrero, Juan Manuel Culotta quien ordenó un procedimiento en la quinta, para acceder a las imágenes de las cámaras de seguridad del lugar con el objetivo de establecer si el exmandatario incumplió la cuarentena tras su regreso de su viaje a Europa. La medida fue solicitada por el fiscal federal Jorge Sica.

Se busca saber si Macri, una semana después de regresar de Europa, el 3 de septiembre, y antes de concluir los 14 días de cuarentena obligatoria que debía cumplir por volver del exterior, recibió en su quinta a intendentes bonaerenses del PRO.

Efectivamente, así sucedió, según describió uno de los presentes aquél día, el intendente de Pinamar, Martín Yeza, quien entonces tuiteó:

Del encuentro participaron también el intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, y su par de San Antonio de Areco, Francisco Ratto.

El fiscal había reclamado primero al municipio de Malvinas Argentinas que lo proveyera de las copias digitalizadas de los registros de las cámaras de seguridad apostadas en la zona, pero recibió como respuesta de la subsecretaria de Seguridad municipal que en ese lugar solo hay dispositivos de seguridad privada.

La posible pena

“Será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”, detalla el artículo 205 del Código Penal. Por su parte, el artículo 239 dice que tendrá una pena de prisión “de quince días a un año, el que resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones”.

La orden judicial chocó contra el repudio del bloque de diputados nacionales del PRO, que expresó su “solidaridad” con Mauricio Macri y calificó como un “ataque inaudito” a la medida dispuesta por el juez Culotta.

La postura del PRO

“El allanamiento realizado en el domicilio del expresidente Mauricio Macri forma parte de un ataque inaudito contra la oposición democrática”, sostuvieron los legisladores del PRO en un comunicado emitido esta tarde.

Para los legisladores macristas, “la excusa utilizada” para el presunto ataque “es que (Macri) habría irrespetado el aislamiento social al reunirse con intendentes de Juntos por el Cambio”, argumento que juzgaron “solo sirve para disimular un mensaje revanchista y desmesurado, tanto en sus proporciones como en su contenido”.

El 3 de septiembre Macri regresó de un viaje junto a su familia por Francia y Suiza, donde alternó vacaciones y actividades vinculadas a su rol de presidente ejecutivo de la Fundación FIFA.

El viaje a Europa fue la segunda salida del líder del PRO al exterior en plena cuarentena por la pandemia de coronavirus y a tan sólo dos semanas de su visita relámpago a Paraguay, donde mantuvo un almuerzo con el expresidente Horacio Cartés y una reunión con el actual mandatario Mario Abdo Benítez.

Fuente: El Cronista