Nacionales

Con más de un millón y medio de casos por coronavirus, Argentina continúa entre los diez países con más contagios

En la carrera contra reloj por acceder a la vacuna ante de un posible rebrote en el otoño, y a 286 días del primer caso positivo detectado a nivel local, Argentina superó el millón y medio de casos de coronavirus. Con un acumulado de 1.503.222 positivos detectados continúa entre los 10 países con más contagios a nivel mundial, posición a la que escaló el 19 de octubre pasado. De ese número, más de 41.041 perdieron la vida, casi el 3%. En tanto, el 89% logró recuperarse.

El pico de nuevos casos diarios informados se registró el 21 de octubre último, con 18.326 y, desde entonces, los positivos detectados comenzaron a bajar. En las últimas 24 horas, por ejemplo, ese número fue de 5.062, y el promedio para los últimos 7 días fue de 5.273.

Cuando el jueves último Alberto Fernández anunció que firmó el contrato con Rusia para la adquisición de las primeras dosis de la vacuna Sputnik V, aseguró que antes de fin de año inocularán a 300.000 personas, y que entre enero y febrero, se inmunizará a 10 millones de argentinos. El mandatario aclaró que se trataba del tercer entendimiento que firma el gobierno argentino con distintos laboratorios que están desarrollando fórmulas contra el virus que tiene en vilo al mundo. Los otros dos se realizaron con Oxford-AstraZeneca y con la ONU, a través del mecanismo COVAX, al que ya se han suscrito cientos de países para participar de manera equitativa y conseguir la vacuna una vez que esté disponible.

En paralelo al optimismo oficial respecto de la llegada de la vacuna, en los últimos días, hubo una ligera suba en algunos distritos como CABA, y también en Santa Cruz y Río Negro. Pero en términos epidemiológicos no es posible hablar de “brote” ya que se necesitaría un comportamiento similar durante 14 días, como mínimo, para confirmar una tendencia, según advirtió el médico infectólogo Eduardo López. “Lo ideal son dos periodos de incubación, o sea un mes. Si hay un aumento significativo, con un solo período alcanza”, señaló.

“El trabajo focalizado ha rendido buenos resultados y nos permite afirmar que la tarea no ha concluido; tenemos por delante un trabajo de cuidado y la pandemia está lejos de haber sido erradicada”, había advertido -prudente- el Presidente cuando el 27 de noviembre anunció el pase en casi todo el país a la fase de Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DISPO), a excepción de Bariloche ( Río Negro), y Puerto Deseado (Santa Cruz), donde la situación no había mejorado aún lo suficiente.

Para este especialista, que integra el comité de expertos que asesora al Presidente, “se está viendo en algunos distritos, como la Ciudad de Buenos Aires, un estancamiento en la bajada de los casos. Si se excluyen sábados, domingos y feriados, cuando se testea menos, se ve que la curva no baja como hasta ahora”.

López lo atribuye a un mayor relajamiento de la protección personal, el menor uso o uso inadecuado del barbijo – “algunos solo protegen la pera” -, y el aumento de reuniones sociales en las que no se mantiene distanciamiento. “Uno ve bares y restaurantes donde no se está respetando la distancia, y la gente se saca el barbijo apenas llega, no solo para comer”, agrega.

Este infectólogo también advierte que además a la “relajación social” existente se suma la presencia de “super-emisores” o “super-propagadores”, que son aquellas personas que “eliminan gran cantidad de virus con enormes posibilidades de transmitirlo en ambientes cerrados”.

También alerta sobre los “grandes eventos con gran cantidad de personas, en los que aún estando al aire libre, puede aumentar la propagación de la enfermedad”. Y puso como ejemplo el funeral de Diego Maradona o las recientes marchas por la legalización del aborto. “El aire libre no inmuniza, disminuye el riesgo que existe en ambientes cerrados”, destaca.

Para este especialista, “Argentina no tiene un comportamiento lineal con la pandemia y hay una tendencia a flexibilizar rápidamente”. Y cita como ejemplo que “se supone que solo podían viajar los trabajadores esenciales y los colectivos van llenos”. También advierte sobre la ausencia de “una comunicación particular direccionada a adolescentes y adultos jóvenes, que pese a lo que creen, contagian”.

Argentina vs la situación mundial

La lista de países con más casos la encabeza Estados Unidos, con más de 16 millones de contagiados confirmados, seguido por India y Brasil, que tienen casi 10 y 7 millones respectivamente.

La situación se hizo más grave en los países de Europa que están atravesando la segunda ola. Rusia, Francia, Reino Unido, Italia, Turquía y España superan en casos acumulados a la Argentina y por efecto del rebrote, ya suman entre 1.700.000 y 2.600.000 contagios acumulados.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el hecho de que Argentina aún se encuentre en el top ten con más casos en el mundo, ese número absoluto no refleja la situación sanitaria de cada país.

En tasa de incidencia – contagios detectados en relación a la población-, dentro de las 10 naciones con más casos, Argentina ocupa la cuarta posición, con 3.373 positivos por cada 100.000 habitantes. Encabezan este ranking Estados Unidos (4.966), España (3.687) y Francia (3.547). En una relativa mejor posición que Argentina se ubican Brasil, Italia y Reino Unido, con valores cercanos a los 3.000.

Y si se analiza la tasa de letalidad, que mide la relación entre fallecidos sobre la cantidad de positivos, Argentina también está cuarta con relación a los otros países del top ten, pero por diferencias mínimas. En nuestro país, así como en Italia, Reino Unido y España, mueren 3 personas por cada 100 contagiados. A nivel global, México muestra el peor indicador, con 9 muertos cada 100.000 casos positivos mientras que Estados Unidos tiene un mejor resultado con 2.

En cuanto a la mortalidad, que mide la cantidad de personas que fallecen por COVID-19 por cada millón de habitantes, Argentina se ubica noveno en una lista de 150 países. El peor indicador lo tiene Bélgica con 1.567 muertos sobre esa base poblacional, mientras que Argentina tiene 921 muertos por millón de habitantes.

La situación en la provincias

En nuestro país, hace dos meses los principales focos se encontraban en la Provincia de Buenos Aires y en CABA, con el 85% de los casos acumulados en todo el país. Pero esa situación se revirtió. Al día de hoy, el territorio bonaerense y el porteño representan el 38% de los casos, mientras que el resto de las provincias el 62%.

En el desglose de los números, de los nuevos 5.062 contagios informados en las últimas 24 horas, 1.532 ocurrieron en territorio bonaerense y 416 en la Capital.

Para López, “se podría decir que Argentina tuvo ya dos brotes: uno primero en el AMBA y otro posterior en el interior, que se comportaron muy diferente. En AMBA hubo una curva amesetada hacia arriba sostenida, por eso desde mayo, recién el pico llegó en octubre. En el interior, la curva fue mucho más abrupta y bajó relativamente rápido, salvo en Santa Fe, Neuquén y Río Negro”.

El gráfico superior, permite seleccionar la provincia y visualizar el promedio para 7 días de nuevos casos diarios.

Del análisis del promedio para los últimos siete días surge que, en casi todos los distritos, las curvas de positivos informados diariamente se encuentran en un descenso bastante marcado.

La provincia que registra más casos en relación a su población es Tierra del Fuego, que supo tener una incidencia de 5.000 casos por cada 100.000 habitantes, ahora tiene el doble: 10.192. Algo parecido ocurrió con Neuquén, la segunda provincia con más casos por cada 100.000 habitantes: según los números de hoy, tiene 5.586 casos sobre esa base poblacional.

El caso de Jujuy, que alcanzó su pico máximo de mayores casos diarios a principios de septiembre, muestra ahora un descenso claro. De 322 nuevos casos diarios el 9 de septiembre, pasó a tener menos de 10 por día en la última semana.Y según el último parte, informó solo 6 contagios en las últimas 24 horas.

En cuanto a la letalidad, las provincias de Salta y San Juan son las provincias que al día de hoy tienen mayor número de muertos por cada 100 contagios: 5 en ambos casos. La Rioja tiene un valor de 4 fallecidos de cada 100 infectados, mientras que Buenos Aires, CABA y Chaco muestran resultados en línea con la media nacional: 3 fallecidos por cada 100 positivos.

El peor indicador en mortalidad (fallecidos por cada millón de habitantes) lo tiene CABA, con 1.755. La provincia de Buenos Aires muestra un indicador inferior: 1.222.

Con relación a los recuperados, Argentina tiene, según los últimos números oficiales, 1.340.120 pacientes que se recuperaron y obtuvieron el alta médica. Esa cifra, representa el 89% del total de casos confirmados. Chile muestra una tasa de recuperación mayor: del 95% y Perú del 94%; en el extremo más bajo, se ubica Estados Unidos con 39%

Finalmente, al evaluar la campaña de testeos, Argentina aún muestra una tasa bastante baja, del orden de 94.810 pruebas por millón de habitantes; un número muy por debajo de Dinamarca (1.477.157), Israel (721.055) y Reino Unido (692.772). Chile, con 300.949 test por millón de habitantes, sigue siendo el país latinoamericano que tiene la más alta tasa de testeos a nivel regional.

Cómo se procesó la información

La Unidad de Datos de Infobae descarga diariamente los datos oficiales de distintas fuentes, entre ellas, el Ministerio de Salud de la Nación Argentina y la Universidad Johns Hopkins.

Estos datos se llevan a una hoja de cálculo, donde se cruzan con datos poblacionales y por continente, detallando las siguientes variables: casos confirmados, muertes, recuperados. Sobre estas bases se calculan varios indicadores entre ellos incidencia, letalidad y mortalidad.

Para descargar los datos a nivel mundial y nacional, con sus respectivas pestañas, siga este enlace.

Visualizaciones interactivas: Daniela Czibener

Seguí leyendo:

Los CDC de Estados Unidos aprobaron la autorización definitiva para el uso de la vacuna de Pfizer contra el covid-19

Etiquetas