Nacionales

Ambiente evalúa el siniestro de la actividad petrolera en Río Negro

La Brigada de Control Ambiental (BCA) de la cartera ambiental nacional se encuentra en el área comprendida entre las estaciones de bombeo Medanito y Crucero Catriel donde se produjo el incidente. El cuerpo inspectivo exigió a la compañía la presentación del seguro de caución ambiental obligatorio.

El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, a través de la BCA, se encuentra en la provincia de Río Negro donde realiza una inspección. Se busca evaluar el daño ocasionado y garantizar el ejercicio del control frente a la emergencia ambiental en la zona donde ocurrió el siniestro de hidrocarburos, ubicada entre las estaciones de bombeo Medanito y Crucero Catriel.

Sergio Federovisky, secretario de Control y Monitoreo Ambiental de la cartera que conduce Juan Cabandié, expresó: “El Ministerio está presente y bajo el amparo de la Ley General del Ambiente exigimos el seguro ambiental obligatorio que la empresa debe tener para poder aventar una situación de riesgo de estas características para proteger a las y los ciudadanos y al Estado de un desastre ambiental”. “La presentación del seguro es para que el pasivo no recaiga sobre nosotros, sino para que se haga cargo la empresa que fue responsable del incidente”.

“Por orden del ministro Cabandié, la BCA viajó a Río Negro y se encuentra trabajando en la zona. Estamos a la espera del informe de nuestros inspectores para conocer el daño ocasionado por el derrame”, resaltó el funcionario.

La cartera de Ambiente nacional impulsa en todo el territorio nacional el cumplimiento de lo establecido por la Ley 25675 —general del ambiente— en su artículo 22. Esto quiere decir que aquellas actividades riesgosas que potencialmente puedan conllevar un incidente ambiental deben contar con una garantía financiera para responder por los siniestros que la actividad pudiera causar. El objetivo es que los posibles pasivos ambientales generados se mitiguen por medio de este instrumento.