InternacionalesLo Último

El Ejército de Nicaragua detiene a dos opositores y los señala de «delincuentes»

Un grupo de estudiantes protesta durante una manifestación. EFE/ Carlos Herrera/Archivo
Un grupo de estudiantes protesta durante una manifestación. EFE/ Carlos Herrera/Archivo
(EFEI0342/)

Managua, 20 ago (EFE).- El Ejército de Nicaragua confirmó este jueves que detuvo a dos nicaragüenses cerca de la frontera con Costa Rica, considerados como opositores por organismos humanitarios y movimientos adversos al Gobierno que preside el sandinista Daniel Ortega.
El portavoz del Ejército, el coronel Álvaro Rivas, dijo a medios oficiales que el sábado pasado una patrulla de exploración detuvo a los nicaragüenses Jean Humberto González Zeledón y Cristian David Meneses Machado cuando pretendían "cruzar por pasos no habilitados hacia territorio costarricense".
La versión militar no coincide con la de organismos humanitarios ni de la oposición nicaragüense, que aseguran que los dos detenidos estaban exiliados en Costa Rica a raíz del estallido social contra el Gobierno de Ortega que comenzó en abril de 2018.
El Ejército sostuvo que los dos detenidos, junto a otros dos individuos que se dieron a la fuga, estaban vestidos de uniforme pinto, portaban pasamontañas, fusiles, pistolas, pertrechos, mochila y uniforme militares.
También que a los dos capturados le encontraron una pistola junto con el permiso de portación del arma y cédula de identidad del dueño, que corresponde al productor Gregorio Francisco Quintero Balladares.
"El Ejército de Nicaragua, a través de su sistema de comunicación, indagó que esta pistola y documentos pertenecían al señor Quintero Balladares", asesinado en una comunidad rural del municipio de Nueva Guinea, en el Caribe Sur, el pasado 21 de julio, aseguró.
El portavoz militar informó que las evidencias y los detenidos fueron entregados a la Policía Nacional para su respectiva investigación.
EJÉRCITO A ORGANISMOS: TENGAN MUCHO CUIDADO
Asimismo, el coronel Rivas dijo que al Ejército le "llama mucho la atención aquellas personas que hacen señalamientos sobre nuestra institución y específicamente sobre esta captura", por lo que los instó a "tener mucho cuidado, en el sentido de que resulta altamente sospechoso que estén intercediendo por estos delincuentes".
"Además, rechazamos toda la campaña de desprestigio en contra de nuestra institución", agregó.
Desde diferentes plataformas opositoras denunciaron que desde el día 13 no se conocía el paradero de los dos detenidos por el Ejército, quienes se habían exiliado en Costa Rica, y de quienes publicaron fotografías y videos de su participación en las protestas contra Ortega.
La Organización de Víctimas de Abril (OVA), el Comité Pro Liberación de Presos Políticos, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) y la Unidad de Defensa Jurídica han demandado al Gobierno que cese la captura de opositores y libere a cerca de 100 disidentes que permanecen en prisión.
Según el interdisciplinario Monitoreo Azul y Blanco, unas 3.511 personas han sufrido detención arbitraria desde el estallido social contra Ortega en 2018, de los cuales 96 permanecían en las cárceles de Nicaragua hasta inicios de agosto, cantidad que subió a más de 100 en los últimos días.
Desde abril de 2018, Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado al menos 328 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), aunque organismos locales elevan la cifra a 684 y el Gobierno reconoce 200 y denuncia un supuesto intento de golpe de Estado.
Según el informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), adscrito a la CIDH, el mayor responsable de la violencia es el Gobierno de Ortega, a quien responsabiliza de cometer incluso crímenes "de lesa humanidad" en medio de la crisis.