InternacionalesLo Último

EEUU: Evacuaciones ante posible llegada de 2 huracanes

NUEVA ORLEANS (AP) — La costa estadounidense en el Golfo de México se preparaba el domingo para el impacto posiblemente devastador de un par de huracanes. Las autoridades temen un histórico azote de vientos e inundaciones potencialmente letales a lo largo de la costa, desde Texas hasta Alabama.

La tormenta Marco se convirtió en huracán el domingo en su avance por el Golfo de México hacia Luisiana. Otro potencial huracán, la tormenta tropical Laura, azotó República Dominicana y Haití, y su trayectoria prevista lo lleva hacia la misma región de la costa de Estados Unidos, con el riesgo de convertirse en un meteoro mucho más potente.

Los expertos aseguran que los modelos computacionales muestran que Laura podría tocar tierra con vientos superiores a los 177 km/h (110 mph) y las bandas de lluvia de las dos tormentas podrían combinarse para dejar un total de 61 centímetros (2 pies) de precipitaciones en partes de Luisiana y marejadas ciclónicas potencialmente letales de varios pies de altura.

“Nunca ha habido algo como lo que estamos viendo, en donde existe la posibilidad de que dos huracanes impacten una zona separada por unas pocas millas en un periodo de 48 horas”, dijo Benjamin Scott, meteorólogo a cargo de la oficina del Servicio Nacional de Meteorología en Slidell, Luisiana.

La combinación de lluvias y marejadas ciclónicas en uno o dos días significa que “estamos viendo la posibilidad de un evento de inundaciones a gran escala que dure bastante tiempo”, dijo el coordinador del programa tropical del servicio meteorológico, Joel Cline. “Y eso es sin tomar el cuenta el viento”.

El domingo aún se desconocía el lugar preciso hacia el que se dirige Marco, así como el momento en que llegará.

Inicialmente, se pronosticaba que el huracán tocaría tierra el lunes, pero el Servicio Nacional de Meteorología dijo que un “cambio importante” en la mayoría de los modelos por computadora muestra ahora que la tormenta permanecerá estática por algunos días frente a las costas de Luisiana antes de tocar tierra al oeste de Nueva Orleans, posiblemente debilitándose antes de llegar al estado. Sin embargo, los meteorólogos escépticos del centro aguardaban para ver si la tendencia continúa antes de realizar ajustes drásticos a sus pronósticos.

Marco es una pequeña tormenta que podría desplazarse en dirección oeste en paralelo a las costas de Luisiana, demorando su llegada a tierra, pero empeorando las condiciones de la marejada ciclónica, advirtió Cline.

La posibilidad de ciclones consecutivos trajo a la memoria los daños dejados por el huracán Katrina, que azotó la costa del Golfo de México el 29 de agosto de 2005 y al cual se le atribuyen hasta 1.800 muertes. La tormenta causó rupturas en los diques de Nueva Orleans y ello derivó en inundaciones catastróficas.